Transcripción del vídeo:

¡Hola receteros y receteras! ¡Bienvenidos a que viva la cocina!

Soy Gorka Barredo y hoy vamos a preparar unos rollitos de carne rellenos de jamón y queso que van a ser la pura ambrosía de toda la familia. Así que toma buena nota que comenzamos.

Para comenzar, vamos a poner un buen trozo de papel transparente o de papel film sobre una tabla de cocina. Sobre ella vamos a colocar unos filetes de lomo de cerdo.

Los filetillos que no sean muy gordos. De alrededor de un centímetro de grosor.

Sobre ellos vamos a colocar otro trozo de papel transparente. Y ahora, con un martillo de cocina o simplemente, con un vaso, les vamos a ir dando caña de la buena para aplastarlos un poquito.

Con esto, lo que vamos a lograr es que la carne nos quede más tiernecita. Después le vamos a retirar el papel transparente. Y además de quedar más tiernecitas lo que vamos a lograr es que los filetes se expandan un poquito más. Y por lo tanto vamos a poder incluirle más relleno. Por tanto va a ser más ambrosía, todavía, prometido.

Una vez que lo hayamos aplastado un poquito le vamos a añadir una pequeña pizquita de sal. No mucha, sólo un poquito. Y le vamos a añadir también el toquecito de pimienta negra recién molida.

Hecho todo esto vamos a proceder a lo que va a ser el relleno. Sobre el filete vamos a colocar una locha de jamón york o jamón cocido. Encima vamos a colocar otra loncha de queso .Mejor si es queso que se funda fácilmente en contacto con el calor. Como queso de sándwich por ejemplo.

Luego vamos a hacer una especie de rollito con todo el conjunto. Encerrando bien el relleno dentro del cerdo. Y para que se sostenga bien y no se abra, le podemos clavar un palillo.

Ahora vamos a pasar todo el rollito sobre abundante harina. Que se embadurne bien de ella. Eliminamos el exceso de harina y ahora lo vamos a pasar por huevo batido. Al cual previamente, le hemos echado una pizquita de sal.

Este ingrediente es muy importante, así que nos vamos a asegurar que el rollito quede bien embadurnado del huevo. Porque si no después el pan rallado, que será el siguiente ingrediente que vayamos a añadir no se va a pegar bien a él. Y entonces, no nos va a quedar un rollito bien crujiente, que es el objetivo final.

Así que una vez que lo hayamos pasado por pan rallado, le vamos a quitar el exceso y lo vamos a volver a pasar de nuevo por huevo batido. Porque lo vamos a empanar dos veces.

Volvemos a mojar el rollito por huevo batido y después otra vez por pan rallado. Con esto de pasarlo dos veces por huevo batido y pan rallado lograremos dos cosas: la primera es que el rollito nos quede todavía más crujiente. Y la segunda, es que aseguraremos el relleno mejor en su interior. Y así evitaremos que se nos escape después.

Así que una vez que hayamos empanado todos los rollitos, los vamos a congelar durante alrededor de 10 minutos. Enfriándolos lograremos que la masa se asiente un poco más.

Pasado el tiempo, los vamos a ir friendo poco a poco en abundante aceite. Los vamos a introducir con el palillo incluido. Y el aceite debe estar bastante caliente. A unos 180 grados centígrados.

Pasados unos 3 minutos, cuando estén bien dorados los vamos a ir retirando del aceite. Y los vamos a colocar sobre papel absorbente antes de zamparlos. Así nos aseguramos de eliminar el exceso de aceite.

Si te gusta, y si quieres seguir viendo más vídeos, por favor, dedito arriba. No te pierdas ninguna receta, suscribiéndote al canal. Y… ¡Que viva la cocina!.

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=sRmmQBBln9Q

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies