Transcripción del vídeo:

Dar buenas instrucciones ayuda a los niños a saber qué es lo que queremos de ellos. A los niños les gusta que les den instrucciones porque eso les sirve a ellos. Saber cuáles son los límites. También les hace saber qué es lo que uno espera de ellos. También evita o previene que se metan en peligros o se hacen daño.

Hay cuatro pasos para dar buenas instrucciones:

Paso uno capte la atención de su hijo. Asegúrese de que su hijo esté prestando atención y no esté distraído cuando le dé la instrucción. Por favor levántate y sigue caminando. Para llegar a la fiesta tienes que seguir caminando. Para llamarle la atención al hijo un padre debe de tratar de hacer el contacto visual con el niño, usar su nombre y mantener la atención con el niño para que el niño sepa que ese es un momento que tiene que prestar atención, para lo que el papá le va a decir.

Paso dos dé la instrucción. Las instrucciones bien claras y específicas son lo más efectivo para niños pequeños porque esos enseñan a los niños, qué son los comportamientos buenos. Cuando sea posible dígale a su hijo exactamente qué es, lo que usted quiere que haga, en vez de decirle lo que no quiere que haga. Por ejemplo, decirle que ponga los crayones en la caja, es decirle claramente qué hacer. Si usted le dice no dejes los útiles fuera de la caja, es posible que su hijo no sepa qué es lo que usted quiere que haga.

Paso tres, verifique el cumplimiento. Asegúrese de que su hijo siga la instrucción. Es importante que usted piense, si usted dio un informe claro con suficiente detalle para determinar si su hijo está siendo desobediente o posiblemente no entendió lo que se le pidió.

Paso cuatro, agregue una consecuencia. La consecuencia debe venir inmediatamente después del comportamiento. Si el niño no se está comportando como uno le pidió que se comportara es importante darle un aviso al niño para que el niño entienda que lo que está haciendo no es aceptable, y entonces se le da una consecuencia y un aviso de lo que le puede pasar si sigue desobedeciendo. Si no te levantas no vas a llegar a la fiesta y no te vas a poder comer un pastelito. Música Okay, nos vamos a quedar aquí sentados y no vas a ir a la fiesta y nos perderemos la fiesta completa. Eso es lo que tú quieres Mm… Explíquele claramente a su hijo que la consecuencia es por no seguir su instrucción. Me alegra que hayas cambiado de opinión mi amor. Ahora vas a ver que sí nos vamos a divertir en la fiesta. Después de cumplida la consecuencia vuelva a adoptar una actitud positiva con su hijo. No se quede enojado ni le dé un sermón sobre las instrucciones. Seguir estos pasos para dar buenas instrucciones le ayudará a conectarse con su hijo.

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=P3_iuHnzQik

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies